LAS INVERSIONES

Sin duda uno de los caminos para obtener una libertad financiera o económica es pertenecer al cuadrante de Inversionista (en el cuadrante del flujo del dinero de Robert Kiyosaki establece que exiten 4 cuadrantes en los que todos nos encontramos: empleado, autoempleado, empresario e inversionista).

¿QUÉ ES UNA INVERSIÓN?

De forma extremadamente sencilla, realizar una inversión no es otra cosa que colocar tu dinero a trabajar (seguramente hayas escuchado esta frase hasta la saciedad ya), no es otra cosa que adquirir lo que conocemos como un "activo", es decir, algo que vaya a generarte un retorno en el tiempo. Es muy probable que ya hayas escuchado el término activo, pero mucho cuidado, porque no siempre se utiliza correctamente.

ACTIVOS VS PASIVOS

Cuando hablamos de activos, nos referimos a aquellos bienes que te generan un retorno periódico, mientras que los pasivos son todas aquellas deudas u obligaciones contraídas a lo largo del tiempo.

A mí personalmente, la definición que más me gusta es la de Robert Kiyosaki, el cual afirma que un activo es "todo aquello que mete dinero a tu bolsillo" y un pasivo es "todo aquello que saca dinero de tu bolsillo".

Pudiera parecer una definición extremadamente simple, pero te aseguro que es la mejor manera de poder entenderlo y aplicarlo a tus finanzas.

Activos y Pasivos en los estudios Oficiales

Una definición simple cobra sentido cuando nos damos cuenta de que de forma oficial se estudian multitud de tipos de activos y pasivos, especialmente a la hora de realizar balances empresariales. Por poner un ejemplo, existen los denominados "activos fijos", conocidos como "bienes que la empresa posee pero que no tienen como objetivo ser vendidos".

Un bien de ese tipo puede ser, perfectamente, el terreno de la empresa. Imaginemos la siguiente situación: la empresa solicitó un préstamo para comprar ese terreno, de modo que cada mes le está sacando dinero de su bolsillo. No obstante, en la jerga "oficial", se considera ese bien como un activo.

Lo mismo ocurre en el caso de las viviendas. Se trata de una de las peores inversiones que puedes realizar, pero que nos venden como un "activo". ¡NO! Un activo sería una casa alquilada que te genera un ingreso pasivo de forma mensual, directamente a tu bolsillo.

Las Viviendas, el mejor activo...... de los bancos

Lo mismo ocurre en el caso de las viviendas. Se trata de una de las peores inversiones que puedes realizar, pero que nos venden como un "activo". ¡NO! Un activo sería una casa alquilada que te genera un ingreso pasivo de forma mensual, directamente a tu bolsillo.

¿Cuál es la razón de que se nos haya dicho que una casa es un activo?

La razón principal es que se trata de un activo espectacular... pero para el banco, puesto que todos los meses va a recibir en "su bolsillo" el ingreso pasivo que sale del tuyo.

INGRESO PASIVO VS ACTIVO

Dejemos algunos conceptos 100% claros. El ingreso activo es aquel por el que intercambias tiempo, aquel que para ser obtenido requiere de un trabajo activo. Cuando un empleado cambia sus horas por dinero, está obteniendo un ingreso activo.

Un ingreso pasivo es aquel que te generan tus activos (pero los activos de verdad, no los que el banco o la universidad te ha contado). Se trata de ingresos que llegan aunque no muevas un solo dedo.

LA MAGIA DE LOS INGRESOS PASIVOS:

Los ingresos pasivos o residuales son, sencillamente, maravillosos, y la manera de ser libres en esta vida física. Cuando en una inversión los beneficios se ponen también a trabajar, aplicamos lo que se conoce como el "interés compuesto", una fuerza que, según Einstein, se trata de la fuerza más potente del universo (quizás no sea para tanto, pero sí que es absolutamente increíble).

Lo bueno de las inversiones y de los ingresos pasivos es que el tiempo juega a tu favor, puesto que aunque al principio los rendimientos no sean demasiado grandes, cada vez crecerán más rápido, de una manera explonencial.

Pogamos que tienes 10000€ invertidos, los cuales te generan un 8%. Ese 8% son 800€. Pero cuando tengas 20000€, ese 8% serán 1600€, para la obtención de los cuales no has movido un dedo, sino que simplemente te has dedicado a reinvertir las ganancias. 

El interés Compuesto


Mi inversión Favorita


LA PSICOLOGÍA DE UN BUEN INVERSOR:

Ser un gran inversor es simple, pero no sencillo en muchas ocasiones, especialmente en aquellas personas cuyo cerebro esté muy acostumbrado a la gratificación instantánea.

Me explico. Cuando realizas una inversión, al principio (en el caso de que no cuentes con un capital de muchos miles de euros), lo primero que necesitas es disciplina.

Disciplina porque los ingresos pasivos no van a ser desorbitados al principio, y tienes que resistir la tentación de gastar aquello que te ha producido para ponerlo a trabajar junto con la cantidad anterior.

Es la única manera de tener éxito, y te aseguro que, aunque al principio te parezca que vas demasiado lento, no olvides que cada vez las ganancias serán mayores. Eso sí, si gastas los rendimientos obtenidos al principio, la habrás cagado. Punto.

Realiza nuevas aportaciones

Si realmente quieres prosperar en las inversiones y poder ser libre, lo recomendables es, además de no sacar nada de lo obtenido (en los primeros años), añadir de forma periódica nuevo capital que comience a generar rendimientos junto con lo que ya tenías.

Es una de las mejores decisiones que puedes tomar, que denota, además, una gran disciplina y un gran respeto por ti mismo.

Debes decidir si vale la pena pasar 5 años así por una vida en la que no dependas de nada ni de nadie. 5 años en los que simplemente deberás gastar un poco menos, viajar un poco menos, o generar más ingresos en caso de que quieras seguir con el mismo nivel de vida, de modo que puedas invertir de forma consistente.

para mí, vale la pena 100%.

TIPOS DE INVERSIONES QUE PUEDES REALIZAR:

Fondos de Inversión


Negocios con poca Inversión


Inversiones en Bolsa


Inmuebles